Dos mujeres lesbianas o eso suponemos, ya que se lo montan juntas, pasan una tarde erótica tocándose con sus pies, lamiendo los pies al estilo fetiche y es que en ningún momento ni siquiera quitan sus ligas y medias.